Hank Moody estaba recién operado de vasectomía. No podía tener erecciones en las siguientes horas y el médico le recomendó ponerse hielo cuando la zona le picara. Fue al supermercado a comprar hielo pero se conformaba con guisantes… y apareció ella. La misteriosa surfer girl, cuyo nombre real es Michelle Lombardo, una criatura venida del más allá. A partir de ahí los recuerdos vienen a nuestro Hank Moody que… lo pasa verdaderamente mal. Diálogo de alta escuela, y de fondo un espectador que disfruta de lo lindo. Ya queda menos para la cuarta temporada de Californication.