iphone 4g, apple Antes de empezar a hablar del iPhone 4G te pido que si eres un zealot de la compañía respires profundamente, porque no es la primera vez que escribo sobre ellos, y como no me gustan, generalmente no lo hago bien. Estoy abierto a escuchar tu opinión en los comentarios, pero te pido que seas respetuoso tal y como lo seré yo, y que no entres en ataques personales, aunque parezca increíble, hay gente que cuando se le ataca al teléfono se sienten heridos. Triste, pero cierto.

Para empezar diré lo de siempre. Es increíble la publicidad y promoción que consiguen estos señores de Apple de todo lo que hacen. El iPhone 4G todavía no ha salido en España pero suponemos que saldrá por alrededor de 300 euros y una atadura a tu compañía telefónica de 24 meses con un consumo sideral de voz y tarifas de internet. Cada uno es libre de gastarse el dinero como quiere, está claro, además, este teléfono sí llama más la atención que las versiones anteriores que sacaron, que desde mi punto de vista, salían con grandes atrasos con respecto a lo que tenían sus competidores.

Sigo echando en falta la radio, algo tan sencillo como una radio en el teléfono, pero que por razones de mercado no les interesará y punto. Parece que algunos zealots sacan pecho porque ya tienen también videollamada y multitarea. Eso ya lo tenía yo en el Nokia N82 hace tres años, y la videollamada sólo podrá hacerse si la persona a la que llamas tiene un iPhone 4G. Pero si algo me hace escribir esto es el dichoso y famoso tema de la antena y su pérdida de cobertura cuando se agarra el teléfono con la mano izquierda. Pierde la cobertura y punto, no hay más vuelta de hoja. La cosa es que cuando Steve Jobs presentó el teléfono habló maravillas de este invento, y todos los zealots de la presentación aplaudían, sintiéndose también superiores al resto. Si quieres puedes ver el video en la web de Apple, sobre el minuto 33. Ah, debes tener Quicktime instalado para ver el video, ese formato cerrado, obsoleto y cutre que tiene la compañía, aunque ellos critican a Flash y promulgan los formatos abiertos. Curioso.

No creo que con software Apple pueda arreglar el fallo del iPhone 4G, creo que simplemente lo maquillarán porque es un evidente y flagrante fallo de diseño. “Part of some brilliant engineering” dijo el señor Steve Jobs en la presentación, mientras los suyos aplaudían. Por cierto, y para el que le interese, tengo desde hace un año un Nokia XpressMusic 5800 que tiene GPS gratuito y radio… y voy a seguir con él hasta que se me rompa a trozos.