hombres amaban mujeres, larsson

Lamentablemente, o no, no me gusta leer. Mi madre tiene su casa llena de libros por todos los rincones, es increíble, recuerdo cuando vivía con ella y veía cómo se tiraba horas leyendo y disfrutando de la lectura. Yo creo que hago lo mismo pero con el portátil. El caso es que este viernes vi que el estreno de Canal + era “Los hombres que no amaban a las mujeres“, la película basada en el libro de Stieg Larsson, la trilogía Millenium de la que tanto y tanto se ha hablado.

Ciertamente huyo de muchas cosas de los que las masas se hacen fan. Algo que no he podido evitar con el Real Madrid, Lost y las croquetas. En el caso de los libros de Stieg Larsson debo reconocer que estuve equivocado una vez más, y aunque soy consciente de que al menos por ahora no me leeré los libros, debo reconocer que al ver la película me quité el sombrero y desde entonces vi el pase del día siguiente en otro canal de TV y luego un reportaje que pusieron sobre el rodaje, el autor y la controversia que hay con su herencia.

La inmensa mayoría de películas están basadas en libros, y siempre se dice que los libros son mejores. En este caso son muchas personas las que me han dicho que Los hombres que no amaban a las mujeres es la mejor película de las tres… pero que los libros son infinitamente superiores. Espero algún día leerlos, pero si eres de los que huye de la trilogía Millenium pensando que es un truño… estás jodidamente equivocado.