Hay una cosa que llevo pensando tiempo pero que tampoco quería escribir sobre ello. Lo podría resumir en una ridícula frase. Nadie se acuerda de mí. Quizás es demasiado rotunda y falsa, no es la realidad y siento el calor y el agradecimiento de la gente por el trabajo que hago. Podría concretar diciendo que nadie piensa en mí cuando hacen entrevistas a bloggers. En mi caso puedo hablar de una en 20 minutos hace unos años, otra en La Voz Digital hace unos meses, además de conferencias para FEB, entrevista en Radio Euskadi y referencias en El País y la revista Pronto.

Supongo que pasa por varios motivos, principalmente que no hablo de mi trabajo y hablan las cifras… de las que nunca hablo. Me alegro por los gurús que generalmente salen en esas entrevistas y reportajes, pero en internet trabajamos muchos… en mi caso, el mes pasado tuve más de 3 millones de páginas vistas y 1.000.000 de visitantes únicos, pero… pero. Cuando uno lee cifras de otros y ven el autobombo que se dan… que dan hasta conferencias, uno se pregunta muchas cosas… pero termino por no decir nada, total, los mejores amores son los calladitos.

En este caso, los chavales de Diarios de fútbol deben que sentirse orgullosos. Ánimo y seguid trabajando, es la única manera, me ha alegrado mucho veros ahí aunque no sea lector habitual vuestro, por fin una cara nueva.

Por cierto, si se quiere aumentar el nivel de drama del post, vuelve a leerlo escuchando esta canción de fondo.