Posiblemente, el mejor directo que he visto en mi vida, ese jodido público me ha puesto los vellos de punta. Igual que os he dicho que quiero morir en un concierto de Pereza, si resucito, que es lo que espero, no me importaría ser rematado en un concierto de Black Eyed Peas.