fray leopoldo

El año pasado rendí visita a Fray Leopoldo el 27 de diciembre y este año será dos días antes de que el 2009 acabe. La cosa es ir a verle, sentarme un rato delante de sus restos y hablar un rato. Como bien sabéis, siempre lo llevo conmigo, está en mi habitación y mi casa se llama Alpandeire en honor al lugar donde nació.

Poco más que decir. O sí. Estoy deseando que llegue el momento.