hung, tv, serie

“Solía tener una familia. Solía tener una esposa, hijos, una casa, un trabajo. Ahora, bien… ahora tengo mi polla…. una polla y un sueño. Si esté no es el sueño americano, ¿qué es?”

Ray Drecker
Hung

Permítanme que les hable de otra serie que me ha enamorado por completo y que me ha hecho devorar su primera y única temporada hasta el momento en apenas tres días.

Si bien en los últimos días os he hablado de Kenny Powers, el protagonista de De culo y cuesta abajo, ahora le toca el momento a otra brillante serie, también de HBO, que se llama Hung y que nos retrata la cruda realidad de un profesor y entrenador de baloncesto de instituto de 40 años al que abandonó su mujer, que no conoce bien a sus dos hijos y que está prácticamente arruinado tras un incendio en su casa que le hace vivir en una tienda de campaña en el jardín… con un vecino abogado que no para de denunciarle con cada paso que da.

Tras darse cuenta que todas las mujeres con las que se acostaba le decían que tenía un gran miembro… decide… comercializarlo. Una de sus mejores amigas se convertirá en su pronexeta a la vez que le da los mejores consejos posible. Pero no todo es tan fácil como parece…

Es un retrato crudo del mundo actual, a pesar de que tiene momentos muy simpáticos… es una versión dura de Californication y él es una versión modesta de Hank Moody.

Os la recomiendo de verdad de la buena, tanto con De culo y cuesta abajo como con Hung váis a acertar sí o sí, he pasado grandes ratos y sin duda no será la última vez que hablemos aquí de ellas.