kenny powers

“Cuando mi culo tenía 34 años, dejé el baseball profesional. No juego a nivel profesional desde hace años, pero en mi corazón… ahora lo dejo en serio. Esta noche. Es hora de aceptar que mis días de gloria han pasado. Como Neil Armstrong. He ido al espacio, he vuelto, y a nadie le ha importado una mierda. Por lo tanto… me acomodaré a esta nueva vida. Encontraré nuevas formas de usar este brazo. Tomaré con seriedad mis actuales responsabilidades. Y trataré de de hacerlo del mejor modo posible, y aceptando que el amor de mi vida ha elegido a otro, iré hacia delante, sin ella.

No hago esto porque quiero o porque tenga que hacerlo. De ahora en adelante, Kenny Powers es solo uno de tantos. Normal. Sin nada especial. Sin esperanzas o sueños. Fingiendo ser feliz, cuando en realidad está muy triste. Solo un tipo normal con un cabello excepcional. Nada más, nada menos.

De ahora en adelante, el campeón de la gente, La sensación de Shelby, el maestro del tiro inverso, el hombre de la polla de oro, Dr. Pollacojones, aquel Kenny Powers está muerto. Y no volverá a coger una pelota de baseball. Ni una puta vez más”

Kenny Powers

Ya soy megafan de Kenny Powers… se ha convertido en un auténtico ídolo al más puro estilo Hank Moody, y de hecho varias cosas en común tienen ambos.

Debo reconocer que me he enganchado y he cogido una tremenda borrachera de De culo y cuesta abajo (Eastbound & Down) una serie cuya primera temporada tiene seis capítulos y cuya segunda temporada está al caer. Hace unos días os hablaba de los quince minutos que había podido ver y en los que ya me olía que el protagonista de la serie se iba a convertir en un crack.

Kenny Powers es verdaderamente autodestructivo, el final de temporada es horroroso pero las risas durante todos los momentos que duran los capítulos son geniales. Habrá que hacer una recopilación de las mejores frases… no tienen desperdicio.

¡¡You are fucking out!!