espinacas Yo me cago en todo lo cagable… cuando por fin creo que estoy empezando a hacer las cosas bien en lo que a comidas se refiere… me encuentro con algunas cosas que me rallan y con lo hipocondríaco que soy hacen que me plantee todo de nuevo.

Estaba encantado con las espinacas que llevo haciéndome semanas para la cena. Las bolsas que venden en las zonas refrigeradas, que ya vienen lavadas… me las hago salteadas con jamón o con pavo… ajo… y punto… eso sí, la primera vez recuerdo que me llevé la sorpresa de echar bastante y ver que cuando se cocinaba se reducían prácticamente a la nada. Por cierto, no estaría mal aprender algún día a hacer lasaña de espinacas o crema de espinacas o algo así, deduzco que si sigo así muchas semanas puedo aburrirme… aunque con los macarrones con tomate aún no me ha pasado.

A lo que iba… que la semana pasada he estado cenando espinacas prácticamente todos los días… ya que siempre he escuchado que son fabulosas, pero resulta que hace unos días leí algo que no me gustó sobre ellas. “También contiene bastante ácido oxálico, por lo que se ha de consumir con moderación

Me cago en mí. ¿Algún médico / nutricionista en la sala que nos de consejos a los espinacamaniácos?