chorreo

Hotel, dulce hotel
habitación con vistas a tu piel.

Joaquín Sabina

Y llegó el día. Llegó el 26 de noviembre en el que los trabajadores hemos terminado de recoger el Parador de Cádiz. En poco más de un mes y medio llegará el derribo y la posterior construcción de un Parador que será referencia en Andalucía… y como los andaluces somos exagerados, digamos que también será uno de los más bonitos de España.

Ha sido un mes de trabajo diferente. El Parador ha sacado lo mejor que tenía para dárselo a otros Paradores.. y ahora es un esqueleto que cuenta los días para que lo derriben. Un esqueleto en el que prefiero no pensar porque me pongo triste. No os voy a negar que dos años de vacaciones en el paro y además complementados por la empresa son el sueño de cualquiera… y que tendremos tiempo para muchas cosas que no hemos podido hacer porque el trabajo en este sector absorbe muchísimo.

Afortunadamente quedan los amigos… y las mil batallitas que podemos recordar. Como la de la foto… la del chorreo que me hicieron… con cava… cuando los de Canal Sur grababan el reportaje de esto que os estoy contando. Fueron pasando uno a uno hasta que me empaparon… menudos personajes.

Mañana no pondré el despertador… ni pasado… ni el otro. Sé que ahora celebro el tiempo libre que tengo y seguro que en unos meses os digo que necesito hacer algo, aunque tengo mucha faena por delante. Haré todo lo posible por no quejarme demasiado, sé que podemos considerarnos privilegiados.