joaquin sabina, vinagre y rosas

Hoy miles, miles y miles de personas en todo el mundo vuelven a tener los vellos de punta, vuelven a guardar silencio y a escuchar con todos sus sentidos a Joaquín Sabina, el maestro que vuelve tras cuatro años de vacaciones con Vinagre y Rosas.

Algunos ya tenemos nuestra canción favorita, todos miramos las fechas en el calendario para ver al concierto al que vamos a ir… disfrutamos como niños chicos escuchándole en las entrevistas y viendo como nos toca los cojones a los madridistas repitiendo Viva Alcorcón… pero se le perdona todo. Es un genio, es irrepetible, ha dicho tantas cosas que yo quería decir y que jamás habría podido expresar igual…

Aquí me tienes, pasan los años y sigo rendido a tus pies, ojalá algún día me reencarne en tu sombra. Desde arriba el gran Carlos Llamas seguro que ya se sabe tus canciones, jefe.