diego sevilla

Clip de audio: Es necesario tener Adobe Flash Player (versión 9 o superior) para reproducir este clip de audio. Descargue la versión más reciente aquí. También necesita tener activado Javascript en su navegador.

Llego tarde, disculpen.

Dije el día 15 de septiembre, pero esperaba que se os olvidara y me dejaráis unos cuantos días más… o unos cuantos meses más.

Me temo que no voy a poder cumplir con lo prometido y hasta el próximo 1 de diciembre no voy a poder escribir al ritmo que quisiera y que se merece esta página. Por entonces Gran Hermano estará prácticamente finiquitado, y tanto Dexter como Hank Moody llevarán bastantes capítulos a las espaldas… pero sinceramente me es materialmente imposible por falta de tiempo. Bendita falta de tiempo, eso sí.

¿Por qué? puede que se pregunte alguno. La respuesta es sencilla. Hay muchas páginas que hago con el corazón, pero sin duda la de Rafa Nadal, Joaquín Sabina y el Real Madrid… aún más. El flaco sacará disco en las próximas semanas, y necesitará una cobertura extraordinaria, igual que la que se merecen los nuevos discos de Shakira y David Bisbal, que aunque evidentemente no me gustan al nivel del flaco… son páginas que quiero mimar al máximo.

Hay domingos en los que juega Ricky Rubio, el Real Madrid, Cristiano Ronaldo, Robinho y Rafa Nadal en la que imaginaos el rato que me llevo trabajando delante del ordenador. Estoy encantado de hacerlo pero tengo que priorizar… ahora mismo debo sacar el inmenso curro que se viene por delante y el blog no se merece una actualización cada 10 días, como me está pasando con Cartas desde El Andamio, posiblemente mi página más personal y sin duda a la que tengo más cariño.

Nos vemos pronto. Eso sí, Arturo o Indira deberían ganar Gran Hermano. Melanie y Nagore me dan asco, muchísimo asco. Casi como el melenitas, que creo que se llama Juan, un ni fú ni fá que se debería acostar un rato. Esperemos que la organización del programa cambie el sistema de votación en las nominaciones porque la super pandi puede fundirse a los únicos que merecen la pena en pocas semanas. Qué asco de gente.

No me enrollo más, que esto se supone que era una renegociación unilateral del tiempo libre que me dáis.

Salud.