Ayer, definitivamente, no fue una buena elección ir a IKEA por la tarde….