twitter

Por la boca muere el pez, o… a todo cerdo le llega su San Martín. Llevo una serie de días con ganas de crearme una cuenta en Twitter, con lo que yo he rajado de la paginita en cuestión.

Hay días en los que me es imposible escribir aquí, y aunque parezca una tontería, cuando llevo haciendo este blog desde enero de 2005 y fue el primero que hice (a pesar de tener páginas desde 1998), me da pena. No me pongo a llorar, no os preocupéis, pero… soy de los que piensa que las nuevas redes sociales y estos rollos 2.0 sólo sirven para complementar a algo que es mucho más grande que todo eso, los blogs.

Quizás a alguien le pueda resultar entretenido leer qué tonterías hago el resto del día o simplemente poder enviar guiños de lo que va sucediendo y tampoco es digno de tener un post en este blog.

¿Me creo una cuenta en Twitter? ¿Alguien tiene ganas de leerme esas chorradas?

Otra cosa será implemetentarlo, espero que alguien con Twitter y WordPress me recomiende algún jodido plugin de los muchos que hay.

Como diría Pepe Navarro cuando presentaba Gran Hermano, ustedes deciden