mycook Como bien sabrán muchos de los que llevan tiempo leyendo mis tonterías en este blog… me encanta comer, es una de las cosas con las que más disfruto. Me encanta comer bien y sufro el poco tiempo libre que tengo a la hora de mis cenas, que suelen ser a base de pizzas, sandwiches, queso… o cosas por el estilo.

Es lo que más echo de menos de vivir solo y no con mi madre. Cuando llegaba del trabajo o de estar por ahí y veía que mi madre me tenía preparado unos potajes de competi o unas croquetas que se te caen los lagrimones, o una carne guisada espectacular… pf. Ahora vivir sólo tiene muchas ventajas, todas… menos las de la comida… que nadie te la hace por tí… y nadie, cuando has llegado a las tantas de trabajar y te pones delante del pc porque tienes que seguir trabajando… nadie te avisa y te dice “Monster, ya tienes la comida lista“.

Es en esos casos cuando uno, harto de estar harto del pan bimbo, de abrir el frigorífico y decir “Otro día libre comiendo macarrones? no puede ser…“, o harto de estar harto de hacerme comidas que no terminan de convencerme… creo que va a llegar a mi vida ésta MyCook de la que dos amigos me llevan hablando desde hace bastante tiempo.

Mis preguntas han sido claras y concisas. ¿Puedo hacer croquetas? ¿Salmorejo? ¿Natillas? ¿Lentejas?… y a todo me han respondido que sí. Incluso mayonesa, masa de bizcochos, cremas de verduras, zumos… la verdad es que llevo tiempo hablando de ella y tengo muchas ganas de tenerla en casa, aún así les dije que iba a someter a una sesión de control a éste aparato de Taurus que es como la Thermomix, pero de inducción y por lo tanto más rápida.

Ahora estoy de obras en casa, cambiándola prácticamente entera sin el prácticamente (os recuerdo que Cartas desde El Andamio está más viva que nunca), pero cuando no haya ni un albañil ni mi hormigonera esté puesta 25 horas al día… al día siguiente iré a comprarme ésta MyCook, y siguiendo sus instrucciones, voy a volver a comer como nunca debí dejar de hacerlo. Será como tener a mi mi mami en casa.

Y ahora por favor, díganme ¿Alguien conoce a este bichito que me va a salvar de mí mismo?