toshiba, camileo, s10Estaba buscando una cámara de video Full HD, 1920×1200 y me encontré con esta Toshiba Camileo S10. Me llamó la atención el diseño ultra-compacto que dicen los expertos… y las prestaciones. Grababa casi en Fulld HD, 1400×1080, y el precio era muy competitivo, 169€. Más que muy competitivo, baratísima.

Me extrañó pero tiré palante. La compré en una tienda online muy conocida y me llegó en perfectas condiciones a mediados de la semana pasada. En perfectas condiciones quiere decir que la caja y la cámara estaban perfectas, pero luego a la hora de funcionar… vaya decepción. Grabar grababa perfectamente en Full HD… y cuando la conectabas con el cable HDMI al LCD (parece que estoy hablando en clave) se veía de escándalo, pero… cuando se acabó la batería, no la pude cargar más. Se tiró 10 horas cargando, me decía que seguía en ello… y cuando ya estaba harto de estar harto de esperar… la desconecté, probé a ver cuánto llevaba cargado… y no me dejó ni encenderla. Una mojonada auténtica.

Llamé a Toshiba para preguntar por curiosidad… aunque evidentemente sabía que no iban a darme una solución. Me dijeron que por favor la devolviera al sitio donde la compré que me darían otra o el dinero, que no las estaban reparando. Todo eso me lo dijo sin decirle yo que me había comprado una Camileo S10. Directamente me dijo “¿Llama por una avería de una videocámara Camileo?”. Me quedé tiritando. Deben estar pasándolas canutas con esta cámara… por supuesto si no quieres una cámara de usar y tirar… no te la compres.

De momento el Full HD de low cost no ha llegado.