A la vida hemos venido a pasarlo bien, nunca me cansaré de decirlo… y si soy así ¡qué voy a hacerle!. Se me ocurrió el otro día que para celebrar el cuarto aniversario de este blog podía grabar un video en lugar de ponerme pasteloso recordando cómo empecé aquel día en Sevilla por la noche en la que, en lugar de estudiar contabilidad y organización hotelera… me puse a investigar sobre el maravilloso mundo de los blogs.

En cuatro años ha dado mucho tiempo a todo… si sigues aguantándome después de tanto tiempo por favor, no me felicites, debo felicitarte yo a tí por seguir ahí.