californication

californication,  hank moody

californication, hank moodyA pesar del resfriado, a pesar de que todavía me quedan por ver mil capítulos de Dexter y otros mil de CSI Miami… quiero hablar, una vez más, y seguramente por última vez en varios meses… de la serie que se ha convertido en mi auténtica referencia y que no sé cómo ha podido engancharme tanto tantísimo.

Californication ha terminado en su segunda temporada y Hank Moody vuelve a estar sólo. Esta vez porque él quiere. Empezó la primera temporada así y la terminó volviendo a conquistar a la madre de su hija. En la segunda temporada, tras conocer a Lew Ashby se dedicó a malvivir… como a él le gusta, hasta que se dio cuenta que podía perder tanto al amor de su vida como a su hija.

californication, hank moodyEn estos últimos capítulos ha estado sentando cabeza y se supone que la tercera temporada va a darnos mucho juego ya que su Karen estará en Nueva York, mientras Hank Moody se queda cuidando de su hija en Los Ángeles, intentando escribir y… sobrevivir a la tentación de las mujeres. Podrá, estando Mia, Michelle, la surfer girl y Jaine, la ex mujer de Ashby?.

Charlie, amigo inseparable de Hank Moody también tendrá que arreglar su vida, ya que ha dejado al amor de toda su vida por una actriz porno, mientras que su ex intenta rehabilitarse de su adicción a la cocaína… y por despecho parece dispuesta a sacarle hasta el último dolar.

El final de la segunda temporada de Californication ha sido como el resto de la temporada. Seguramente no ha sido un final intenso como el de la primera, donde todos espérabamos lo que finalmente sucedió, que Karen y Hank volvieran a estar juntos. En esta temporada, un Hank bastante más cuerdo termina separándose de ella por alegrarle la vida a la otra persona que más quiere, su hija Becca.

“Vete a Nueva York, yo me quedo. Al final del día ella es lo unico que importa, siempre ha sido asi. Lo que ocurre entre nosotros no lo puedo controlar. Sólo dios sabe cuanto lo he intentado. Pero lo que puedo hacer es ser lo mejor que puedo para Becca.

Si te sigo a New York, esperaré siempre un “y vivieron felices para siempre”, que puede que ocurra, puede que no. Pero tiene cosas que hacer en Nueva York, señora. Y creo que deberías hacerlas”.

Hank Moody

Tras ese maravilloso speech de mi ídolo Hank Moody, ella respondió… desearía que no hubieras dicho eso… ¿sabes? me hace quererte aún más.

Te vamos a echar mucho de menos, Hank. Vuelve pronto.