Carlos Hoya de Gran Hermano es el tio más lamentable que he visto en mi vida en la televisión. Es el típico posturitas payaso que no hay quien lo aguante. Repelente. Patético. No soporto a la gente así.