flanYa os dije que era un desastre en la cocina. De hecho os lo dije por un incidente con unos flanes de elaboración rápida, de estos que hay que mezclar los polvos del sobre con azúcar y luego con un poco de leche… hervir… y servir. Es relativamente sencillo.

El caso es que la primera vez no me salieron… y ayer, cuando parecía que me iban a salir unos flanes buenísimos… la leche que estaba a punto de hervir… decidió darse un paseo por toda la vitrocerámica, por toda la encimera, por todos los muebles, y por el suelo de la cocina.

Lamentable. Un jodido desastre.

Me he tirado más de dos horas limpiando a fondo toda la leche derramada por toda la cocina, que se ha colado en cajones, en el cubertero, cacerolero… en todos lados.

No volveré a hacer flanes hasta que no se me olvide. El jodido mandarín la tiene tomada conmigo.