aceite oliva, bertin osborneDespués de aquella canción que no se nos va de la mente por mucho que lo intentamos, el “Buenas noches señora, buenas noches… hasta la vista…”, llega el nuevo pelotazo de Bertín Osborne, uno de los mayores vividores que tenemos en España. Conocido por ser una especie de Luis Miguel wannabe, un Paul Newman a la española que quiere tener como el americano su propia marca de aceite.

El Molino de Bertín… y La Almanzara de Bertín… tiene huevos la cosa.

Como dicen en el diario El Economista, vaya tela estar haciéndote una ensaladita mientras el bueno de Bertín te está mirando fijamente con esa mirada de putero que me tiene.

Todavía me acuerdo de aquellos escándalos por fiestas privadas en sus fincas en las que se llevaba a las mujeres en furgonetas para pasarlo bien con sus amiguetes…

Bertín siempre ha sido un pillín, hasta con Hacienda, y además es un ferviente seguidor del PP. No podía ser de otra manera.

Me ha encantado el comunicado que ha hecho La Masía, que es la empresa que ha creado esta línea de productos. “Bertín Osborne colabora en la fase de selección de las materias primas; descartando, cómo no, todas aquellas unidades que no aprueban su test personal de calidad”.

Su test personal de calidad…, manda huevos.

Quiero ser Bertín Osborne.

Buenas noches señores, buenas noche señora… hasta la vista…