angela gran hermano oliver gemelas palacios nominacionesTenía muchas ganas de contaros lo bien que lo pasé viendo el jueves noche Gran Hermano. Bueno, yo y 3.900.000 españoles más, un 29,5% de la audiencia. Me quedé hasta casi las dos de la mañana viendo el programa, tiene tela. Y encima no había expulsión, “sólo” había nominaciones. No sé si siempre se lo curran tanto, pero con eso de poner la decoración de navidad, utilizaron unas bolas del árbol con mensajes que condicionaron mucho las nominaciones. ¡Qué buen programa!.

Y lo que más coraje me da y me dio… por favor… ¿cuándo va a salir nominada Ángela? No la puedo ver, creo que somos muchos a los que nos pasa lo mismo. Siempre de víctima, siempre hablando a las espaldas de los demás… por favorrr. Ayer cuando a Melania (otra que no puedo ver, que va de Diva todavía no se por qué) le tocó nominar y pidió ayuda al público todo el mundo decía “Ángela, Ángela!!!!”… y ella lo obvió y nominó a las gemelas de Los Palacios, que por cierto, a pesar de que he tenido mil veces la intención de escribir sobre ellas por cómo hablan y en qué mala posición dejan a los andaluces… ahora me caen bien, como el canario Oliver. Esa gente me parece muy natural, muy normales.

Me lo pasé genial viendo Gran Hermano, y eso que llevaba una semana desconectado. Mercedes Milá hace un trabajo sobresaliente, a ella le apasiona su programa y es capaz de transmitirlo. Menuda profesional.

En definitiva, Ángela, a ver cuándo te nominan, chata… que te vas a quedar tiritando.