La vida es de color de rosa, sí! Por eso el color del blog ha cambiado, para sorpresa de más de uno y una. ¿Mejor antes? ¿Mejor ahora? No se corten señores y hagan de críticos sin piedad.