Mariano, pichón, otro milagro más hoy, eh?. Hay que tener la cara muy dura para decir esas barbaridades. No me extraña que algunos se alejen de esas posturas tan radicales y se bajen del barco