faros bi xenon

Ver bien en la carretera es fundamental. Los vehículos con faros de xenón circulan por nuestras carreteras desde 1992. Lo que empezó siendo un equipamiento de los vehículos de categoría superior se ha ampliado actualmente a la mayoría de vehículos. Es un extra siempre apetecible, y razones no faltan.

Al igual que hace poco se habló aquí de la tracción total 4 Motion, ahora a través de recortes de prensa de los principales fabricantes se intenta sentar las bases sobre el Xenon, para saber qué es y qué ventajas tiene sobre la iluminación estándar de los vehículos.

Los faros Bi Xenón crean la luz enviando un arco de corriente entre dos electrodos de tungsteno, colocado en una cámara de cristal llena de gas xenón y sales de metal halogenadas. El resultado es un haz de luz con una intensidad que dobla la de los faros halógenos, además de proporcionar mayor alcance y claridad en la iluminación.

Seat


faros bi xenon

Los faros por descarga de gas Xenon producen un haz de luz más blanco y brillante, dos veces más potentes y con un 60% más de alcance que el sistema de reflector y filamento incandescente de los faros halógenos convencionales. El resultado es una iluminación más profunda y eficaz que abarca todo el ancho de la calzada al tiempo que reduce el consumo en un 30% y multiplica por cinco la vida útil de las bombillas.

Los faros Bixenon utilizan una única lámpara xenon para proyectar tanto la luz larga como la corta. Los faros utilizan toda la potencia luminosa para proyectar el haz largo, mientas que el haz corto es el resultado de desplazar un obturador entre la bombilla y las lentes, bloqueando la salida de parte de la luz.

Land Rover

faros bi xenon

La tendencia mundial marca un inevitable cambio de las actuales luces halógenas que vienen de fábrica en la mayoría de los vehículos, a las de xenón, por dos razones más que importantes: éstas permiten más claridad y un mayor poder lumínico (alumbra mucho más metros) que las halógenas.

Lo último en iluminación automotriz es el Xenón o HID (High Intensity Discarge). La ventaja fundamental de estas luces radica en que la luz generada es mucho mayor que las halógenas, con un consumo eléctrico y una emisión de calor mucho menores. “Su durabilidad es cinco veces mayor a las halógenas y la distribución de la luz es más homogénea optimizando la iluminación a los costados del auto”, aseguran los especialistas.

Este mayor rendimiento luminoso aumenta la seguridad activa del vehículo, ya que se pueden detectar los peligros por anticipado y se dispone por lo tanto de más tiempo para reaccionar.

En las rutas y autopistas pueden distinguirse algunos vehículos de alta gama que ya están equipados de serie con este sistema. Se los identifica fácilmente porque sus luces parecen ser de un color que está entre el blanco y el azul. Pero esta opción no es exclusiva de los vehículos caros, hoy en día la mayoría de los vehículo con luces halógenas tienen la posibilidad de mejorar las prestaciones instalando un kit de conversión a xenón.

Clarín

Además: Es recomendable visitar la web de AutoMotriz para completar el análisis sobre los faros de Xenon.