tutankamon

Al faraón Tutankamón le gustaba el vino tinto, según las conclusiones de las investigadoras Maria Rosa Guasch Jané y Rosa Maria Lamuela Raventós, de la Universidad de Barcelona, presentadas ayer en Londres, en los sótanos del Museo Británico.

Ya se sabía que los faraones bebían vino y que la ciudadanía común también se deleitaba echando unos tragos en fiestas señaladas. Lo que ha aclarado una investigación que entre unas cosas y otras se ha prolongado tres años, es que ese vino era tinto.

El País

Tutankamón, no sabías tú ni ná