once va a trabjar mi abuela

La abuela de la ONCE. La nueva campaña publicitaria de la Organización Nacional de Ciegos Españoles es para variar, una maravilla. No tiene desperdicio, aunque como en su día nos comentara un profesor de Marketing, si nadie de los que conocemos en nuestro alrededor gracias a ellas se ha decidido a comprar cupones, no es del todo un éxito.

Esta nueva campaña se centra en una abuela que comienza a trabajar en “Power Comunicaciones”. Y es que a su nieto le ha tocado el cupón y si eso pasaba iba a trabajar su abuela. A la abuela se le presentan diferentes situaciones:

once va a trabjar mi abuela En una reunión, el Presidente dice: “Como presidente de la Compañía, quería ser yo quien les informara, la situación es delicada, así que vamos a tener que trabajar muy duro. Alguna pregunta?”. Y la abuela responde…: “Le veo con mala cara, qué pasa, es que no se alimenta bien? Claro con tanto viaje, la comida de los aviones es que no alimenta…”

once va a trabjar mi abuela El informático de la empresa le comenta: “Pero si usted ya sabía que no se podía bajar canciones. Además yo soy el informático y es mi trabajo, no me queda más que borrarle el disco duro, lo siento mucho”. Y ella, apenada dice: “También mi recopilacion de coplas?? Bueno pero déjame por lo menos dos zarzuelas hombre…”

once va a trabjar mi abuela Llamada de proveedores: “Hace dos meses que espero mi cheque”, y ella replica: “Ah, usted también? al caballero de la papelería le ha pasado lo mismito. Lo conoce usted?. Su hijo estudia medicina y el otro anda con eso de la música, creo que es medio hippy…”.

La música del anuncio la pone Smash Mouth, con “I’m a Believer”, que nos suena a todos de Shrek (Then I saw her face, Now I’m a believer…).

El año pasado y el anterior, querían vender cupones y terminaron vendiendo cd’s del “Tú me das cremita”, como los de AUDI, que querían vender su coche y lo único que hicieron fue vender más muñecos de Elvis Presley.