antonio flores no puedo enamorarme de ti

Escucha una cosa
que te voy a decir,
puede que te duela
pero esto es así.

Podría engañarte
pero no sale de mí,
la cosa es que no puedo
enamorarme de tí.

Yo no puedo enamorarme de ti…

Pregúntame si quieres
quién ocupa el lugar,
pues es fácil saberlo,
sólo tienes que andar,
andar por los caminos
y mirar hacia atrás
y así te darás cuenta
de quién ocupa el lugar.

Si quieres quererme
me puedes querer,
si quieres odiarme
me puedes odiar
pero hay una cosa
que no vas a lograr
y es que te cambie
por mi libertad.

Yo no puedo enamorarme de ti…

La trágica desaparición de Antonio Flores, el 30 de mayo de 1995, fue toda una conmoción nacional. Hacia sólo catorce días que la muerte de su madre, Lola, había consternado a toda España. Estos últimos siete años, en el mundo de la canción y muy especialmente por sus hermanas Lolita y Rosario, la reivindicación de Antonio Flores como autor ha sido constante.

Las canciones de Antonio con su poesía urbana o intimista, de mirada algo hippy recorren un amplio espectro que va desde el rock hasta las baladas. El carácter dúctil de sus melodías y concepciones rítmicas hace posible que artistas de las más variadas tendencias y generaciones se sientan identificados con las canciones del que fuera considerado el hijo pródigo del rock.

Rolling Stone, número 28, febrero de 2002

Hacía muy buena música, era un buen hijo, y se mató por que no soportó estar sin su madre. Descanse en paz.