andalucia

Parece que tras muchos años, estoy de acuerdo con Antonio Moreno, ex alcalde de mi ciudad, San Fernando, y ahora parlamentario del Partido Andalucista por Cádiz. Siempre he opinado que al igual que el País Vasco, Galicia y Cataluña tienen partidos que lucha verdaderamente por sus intereses (léase CIU, ERC, PNV, BNG), Andalucía siempre ha adolecido de un partido fuerte que haga competencia a los de siempre.

Pero centrándonos, el motivo de citar a Antonio Moreno es que se ha quejado abiertamente de algo que a más de uno, en los que me incluyo, nos hierve la sangre: el andaluz cateto y gracioso de cualquier serie de televisión. Basta ya.

“En series como “Aquí no hay quien viva”, “Los Serrano”, “Ana y los siete”, “Mis adorables vecinos” o “Médico de familia”, los andaluces estamos siendo estereotipados, ridiculizados y exagerados por nuestra rica forma de hablar. Lo que preocupa no es el acento andaluz, sino la forma de hablar que los guionistas asignan a los personajes andaluces, incidiendo en un bajo nivel cultural y en continuas incorrecciones gramaticales con las que tratan de conseguir un gag humorístico basado en las faltas de los andaluces“.

“Andalucía lleva exportando cultura y ciencia al mundo entero desde hace tres mil años”, mientras algunas series “perpetúan la imagen negativa de los andaluces, que a su vez se convierten en consumidores de un rol que otros le otorgan como pueblo”.

Bien dicho. Ya estoy cansado de que los productores de series recurran a este chiste fácil, a este tipo de Mari como la de Médico de Familia, o Rober o Paquillo en Los Serrano.

También comenta que en ninguna serie se ve a empresarios, andaluces, universitarios o profesores. Curiosamente, el Presidente de nuestro país que más años ha gobernado nació en Sevilla. Podrían tomar nota, que en EEUU hacen lo mismo con los latinos, siempre caracterizados como chachas o talleristas.

Fuentes: El Mundo (vía Antonio Delgado)