iraq

AP, AFP y Reuters, tres reputadas agencias fotográficas la han liado, y bien gorda. Eso de contrastar la información parece que no se lleva. Lo que parecía ser un marine secuestrado, ha resultado ser un maldeman secuestrado.

La fotografía la descargaron las agencias de una página web islamista en la que amenazaban con asesinar “al soldado John Adam, capturado tras matar a muchos de sus colegas”. En el texto que acompañaba la imagen, un grupo casi desconocido que se autodenomina “Escuadrones Muyahidines” amenazaba con matar al soldado “en 72 horas” si no se ponían en libertad los presos iraquíes.

El Pentágono no se tragó al anuncio de los insurgentes tras comprobar que todos sus soldados desplegados en el país árabe estaban localizados. La oficina de Información del Ejército estadounidense indicó que “ninguna unidad ha informado de soldados desaparecidos” y subrayó que aún no se había podido comprobar la veracidad del comunicado y de la imagen colgados en la red.

Horas después las agencias reconocieron que la imagen “desde luego parece un montaje”, aunque nadie se atreve a afirmar que no existe ningún marine secuestrado. Esas horas de angustia de familiares cuyos hijos se parezcan a esos madelman deberion ser eternas. De estas agencias, y en general, de los medios, esperamos profesionalidad. Bajarnos fotos de internet lo sabemos hacer todos.