tomates, tomatera

Tito Jose trajo unas tomateras cuando nos liamos a hacer arriates. Primero me cagué en él, diciéndole que yo quería árboles o plantas, no quería tener una huerta. Me dijo que no me preocupara, que tan sólo regando ya me empezarían a dar tomates y que entonces se lo agradecería.

Es cierto, tengo en la casa tres tomateras y están dando unos tomates con un sabor para quedarse de piedra.

Con las tomateras hay que tener el cuidado de las plagas, ya que te pueden echar a perder la cosecha en un plis plas. Los profesionales platan los tomates en invernaderos, los que lo hacemos por gusto al aire libre, lo único que hay que tener en cuenta son los tutores. Hay que hacer tutores en forma de V invertida para que los frutos, los tomates, no toquen el suelo.

Dicen los expertos que un exceso de riego de las tomateras hacen que los tomates pierdan sabor. También recomiendan regar a primera hora de la mañana o tras la puesta de sol, a ninguna otra hora.

Visita esta página si quieres más información sobre el cultivo de tomates.