Tanto si has comprado una casa nueva, de segunda mano o si has tenido una casa deshabitada durante mucho tiempo, es posible que cuando das de alta la luz la primera factura que te llega es una barbaridad, un consumo muy alto y desproporcionado para el tiempo que has estado. Eso me ha pasado a mi, como le seguirá pasando a mucha gente. Y aquí está lo que dice Endesa en su página web oficial…

Lectura estimada y lectura real de electricidad

lectura estimada, lectura real ¿Has recibido una factura elevada de una vivienda desocupada desde hace unos meses?

Se trata, seguramente, de una factura mensual con consumo estimado. Desde el 1 de noviembre de 2008 las empresas eléctricas están obligadas a facturar a nuestros clientes mensualmente. La ley también estipula que la lectura real del contador se seguirá realizando cada 2 meses y, el mes en que no se realiza, se facturará en base a estimación del consumo. La factura correspondiente al primer mes del periodo bimestral de lectura se emite con un consumo estimado calculado en función del consumo que registró en el mismo periodo del año anterior. Pero si hubiese disminuido el consumo durante el resto del año, se realizará una media anual ponderada.

En el caso que nos comentas, esta estimación ha supuesto la imputación de un consumo. No obstante, en la próxima factura de lectura real del contador, se ajustará el importe al consumo real de estos dos meses. Para evitar que esta situación persista en próximos periodos de lectura real si la vivienda sigue desocupada, contacta con nuestro centro de atención telefónica para solicitar que no se realicen estimaciones de consumo para esta vivienda.

Endesa

Por lo tanto, tal y como dicen ellos, la próxima factura que nos llegue tendrá el consumo real, y si por ejemplo nos han dicho que en la anterior el contador ponía 250Kw y nos han cobrado 60 euros… en la próxima cuando sea real y vean que, por ejemplo, en realidad hemos consumido 120Kw y que el valor es 30 euros… nos abonarán la diferencia. Para evitar complicaciones así, lo ideal es acudir a cualquier oficina de Endesa y cambiar la facturación por lecturas reales cada mes, merece mucho, muchísimo la pena para evitar sustos así.