dracena dracaena marginata

Esta planta que véis es una de mis preferidas de la casa. La Dracaena marginata marginata, vaya nombre.

Ahí está, en el salón, sin decir ni mú y creciendo como ella solita. Prefiere los ambientes donde el sol no le de directamente pero que haya luz. Y se ha cogido su sitio en una estantería y da gusto verla.

Pero… esta historia tiene también su pero, el otro día de camino a la cocina, la miro (y ella se me quedó mirando también), y me dijo… “oye chato, has visto las puntas de mis hojas, que están marrones? Me quedé estupefacto, y yo, que soy hipocondríaco hasta para las plantas, porque me encantan, me puse a mirar en internet antes de tomar ninguna decisión drástica. Los síntomas eran claros: el 20% de las hojas finas que tiene estaban marrones.

Total, que una vez más, el maravilloso foro de infojardín me sacó de dudas: la dracaena marginata odia los ambientes secos, y quieren que la pulverizen. Yo las plantas las riego puntualmente, y las pulverizo, sí señor, pero hace al menos tres semanas que no la pulverizaba y en estas tres semanas estoy tirando de calefacción porque por la noche uno se puede quedar pajarito si no la pone.

Así que por eso la planta dijo “chato, pulverízame”, y yo es lo que hice esta mañana.

Deseando que te mejores, te mando un abrazo.